sábado, 24 de agosto de 2013

Corona de naranja

Pues ya se acabó mi primera quincena de vacaciones y me he reincorporado al trabajo. Toca esperar hasta octubre para poder disfrutar de la otra mitad.
 
Han sido dos semanas muy bien aprovechadas en las que he podido hacer exactamente lo que quería.
 
Principalmente descansar y poder acostarme tarde y levantarme tarde también, sin horarios. Normalmente no me cuesta nada levantarme a las seis y media o siete de la mañana,  pero hasta yo me he sorprendido algunas de estas mañanas al mirar el reloj y ver que eran ya las nueve y media o más de las diez.
 
También pude hacer algo de bricolaje, pasear, principalmente con mis niñas  Natalia y Leyla, estudiar a ratitos y gastarme un dineral en cortadores para fondant, pastas de aromas y unas cuantas cosillas más. De la manera más casual encontré una tienda donde venden algunas de estas cosas a muy buen precio y claro, ¿como resistirse? Mi hija me decía, "mamá, pareces una niña el día de Reyes" y es que me los hubiera llevado todos.
 
Ya he estado "practicando" con algunos cortadores y hace unos días hice algunas galletas, pero hoy lo que quiero dejarles es algo más tradicional.
 
Este es un exquisito bizcocho de naranja. Es estupendo para acompañar una buena taza de te o lo que se quiera. Yo soy muy cafetera pero con el bizcocho me gusta más así.
 
Queda muy esponjoso y con un intenso sabor a naranja sin necesidad de añadir ningún aroma artificial.
 
Como todo, muy sencillito.
 
Los ingredientes que necesitaremos son:
 
  • 1 y 1/2 tazas de harina simple de trigo (la medida de mi taza es de unos 200 ml.)
  • 1/3 de taza de almendras molidas
  • 1 sobre de levadura
  • 180 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 2/3 de taza de azúcar
  • 1/4 de taza de mermelada de naranja
  • 2 cucharaditas de ralladura de naranja
  • 1/3 de taza de zumo de naranja
  • 3 huevos medianos.
 
Pasemos a la preparación.
 
Como siempre, lo primero es encender el horno y precalentar a 180º. Además prepararemos el molde que vayamos a utilizar engrasándolo y espolvoreando de harina si fuera necesario.
 
Ponemos un caldero a fuego suave con la mantequilla, el azúcar, la mermelada, la ralladura y el zumo de naranja, removiendo suavemente hasta que veamos que la mantequilla se ha fundido y la mezcla es homogénea. Retiramos del calor y dejamos que enfríe.
 
Mientras tamizamos la harina y la levadura en un bol, le añadimos las almendras molidas y cuando estén bien mezcladas, la mezcla anterior batiendo hasta que estén bien incorporadas.
 
Le agregamos los huevos y batimos un poco más.
 
Vertemos la mezcla en el molde y horneamos unos 45 minutos aproximadamente.
 
Dejamos enfriar y lo acabamos como más nos guste. Espolvoreando un poco de azúcar glas, "pintándolo" con un poco de mermelada de naranja calentada 1 minuto en el microondas o cubriéndolo con un glaseado de naranja.


 





Dime, ¿no le pegarías un bocado ahora mismo?