domingo, 11 de agosto de 2013

Cupcakes de leche merengada



Ufffff ¡Pero qué calor hace! 
Según la predicción, estaremos en alerta por altas temperaturas durante todo el fin de semana.
Viviendo en Canarias es lógico pensar que lo que toca es ir a la playa, pero yo, playera, la verdad, no soy y prefiero ir de paseo al campo. Además, encontrar un sitio tranquilo en la arena, un fin de semana y en verano es toda una aventura, no se crean.
Aún con todo este calor tengo el gusanillo en el cuerpo y me apetece hornear algo. ¿Qué podría hacer?
Lo primero es llevarme el ventilador a la cocina, que es que no corre ni aire fresco, y eso que son más de las siete de la tarde.
Luego me voy a la nevera a servirme algo fresquito y pienso en lo bien que me vendría un vasito de leche merengada. Hummm, leche merengada, leche merengada. ¡Pues ya está! Contra el calor, unas cupcakes de leche merengada y así pruebo este nuevo sabor que compré en mi tienda favorita, Mundo Fondant.
Me doy un paseo por la red y me encuentro esta estupenda receta de tendulzo, a la que hice unos mínimos retoques. Quedaron buenísimas. Menos mal que no sobró más que una cucharada de buttercream después de decorar, porque no sé si podría haber parado hasta acabarla.
Aquí está la receta:
Para las cupcakes:
  • 110 ml. de aceite de girasol
  • 220 grs. de azúcar
  • 3 huevos medianos
  • 220 grs. de harina simple
  • 1 y1/2 cucharadita de levadura
  • 150 ml de leche
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharaditass de pasta de leche merengada.
  • Lemon Curd para rellenar.
Para la buttercream:
  • 150 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 300 grs. de azúcar glas
  • 150 grs. de queso cremoso
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 y 1/2 cucharadita de pasta de leche merengada
Como siempre, lo primero es poner a precalentar el horno. En este caso a 170º.
Luego preparamos el molde con las cápsulas de vayamos a usar.
Ponemos en  un bol el aceite con el azúcar y lo batimos hasta que se mezclen bien (mejor con la batidora de varillas) y luego le añadimos los huevos uno a uno, batiendo hasta que veamos una mezcla cremosa.
Tamizamos la harina con la levadura y la canela en polvo y lo incorporamos a la mezcla anterior intercalándolo con la leche.
Por último le añadimos las 2 cucharaditas de pasta de leche merengada.
Repartimos en las cápsulas y horneamos a 170º durante 25 minutos. Cuando estén listas las dejamos enfriar.
Ponemos en una manga pastelera unas cuantas cucharadas de lemon curd y se lo "inyectamos" a las cupcukes. ¿A qué sólo así ya están apetecibles?
Mientras prepararemos la buttercream.
Empezaremos batiendo la mantequilla con el azúcar glas tamizada y la leche. Añadiremos posteriormente el queso y batimos hasta que tengamos el color y la consistencia adecuada. Para acabar incorporamos el sabor de leche merengada.
Yo lo dejé como 1 hora en la nevera para después pasarla a la manga y decorar.
Y las espolvoree con canela porque me encanta su sabor. ¡Ay, pero que peligro tienen!