jueves, 10 de octubre de 2013

Cupcakes de chocolate con crema de Nutella



Y va la segunda entrega.

Como pudieron ver en las fotos de la mesa de boda había una bandeja de cupcakes de chocolate. Los primeros en caer, se los prometo. ¡Y es que están de muerte!




 

Fue uno de los primeros cupcakes que hice cuando empecé a experimentar en esto de la cocina creativa y, aunque he probado algunas recetas más con chocolate, me quedo con esta sin dudarlo.

El bizcocho es esponjoso y la crema tiene ese toque de sabor a Nutella que a los más golosos les encanta.

¡Son un triunfo seguro! Y si no que le pregunten a mi amiga Ana, que se enganchó en este mundo pastelero por culpa de ellos (Me mata en cuanto lo lea, jejejeje)





Para preparar una bandeja de 12 cupcakes vamos a necesitar:

100 grs. de harina simple de trigo
20 grs. de cacao en polvo (yo siempre uso Valor)
140 grs. de azúcar normal.
1 y 1/2 cucharadita de levadura
1 huevo grande
40 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
120 ml de leche (yo normalmente uso semidesnatada)

Y para la crema:
80 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
250 grs. de azúcar glas tamizada
3 ó 4 cucharadas de Nutella (yo siempre tiro por lo alto)
25 ml. de leche


Empezaremos precalentando el horno a 180ºy preparando el molde con las cápsulas.

Tamizamos la harina, el cacao, el azúcar y la levadura en un bol y añadimos la mantequilla, batiendo todo hasta que veamos que toma un aspecto arenoso.

Añadimos poco a poco la leche y por último el huevo, batiendo hasta que veamos que está todo bien integrado.

Repartimos la mezcla en las cápsulas llenando hasta 2/3 de su capacidad y horneamos a 170ª durante unos 25 minutos (recuerden que esto es orientativo y depende mucho de cada horno).

Cuando estén hechos los sacamos del horno y después de 5 minutos los pasamos a una rejilla para que terminen de enfriar.

Mientras, preparamos la crema de Nutella.

Batimos con la batidora de varillas la mantequilla con el azúcar glas tamizado hasta que veamos que blanquea. Añadimos la leche y, posteriormente, la Nutella, batiendo hasta que la mezcla sea homogénea.

Podemos usarla inmediatamente pero yo suelo dejarla unos 15 minutos en la nevera antes de hacerlo.

Pasado este tiempo cubrimos los cupcakes con la crema y decoramos al gusto.





Con esta pinta, ¿podrías comerte sólo uno?