jueves, 5 de diciembre de 2013

Bizcocho bundt cake de castañas



Empieza diciembre. Mes lleno de fiestas, encuentros, recuerdos, nostalgias, muchas compras y mucho, mucho dulce.

Me encantan las calles llenas de luces y adornos navideños, aunque si es verdad que con esto de la crisis no son tan espectaculares como hace unos años.

 Me hace ilusión poner el árbol en casa. Cada dos o tres años cambio la decoración y el color de los adornos. Ya lo he hecho en rojo, azul, en plata, en dorado, en color cobre, rosa, violeta y este año será, como el anterior, en color turquesa. mi color favorito. ¿Les gusta?

 


Yo ya recibí un regalo la semana pasada. Bea Roque, de El Rincón de Bea estuvo firmando su libro en Las Palmas y después de firmarme el mío pude hacerme una foto con ella.


No hablamos mucho, pero se ve que es encantadora.

Todas sus recetas son una pasada pero lo mejor, los bundt cakes. ¿Que son? Pues bizcochos hechos en un molde especial que tiene un tubo en el centro que funciona a modo de chimenea y por donde pasa el aire caliente mientras se hornean. 

Tienen hasta su Día Nacional del Bundt Cake, el 15 de noviembre. 

Pues en honor a Bea y basándome en sus recetas he preparado este estupendo bundt cake de castañas con un molde nuevo que he comprado en Casa.


Para hacerlo usaremos los siguientes ingredientes:

250 ml. de aceite vegetal
250 grs. de azúcar
250 grs. de harina simple de trigo
4 huevos grandes
1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal
1 cucharadita de canela en polvo
400 grs. de puré de castañas

Lo he cubierto con un ganaché de chocolate hecha con estos ingredientes:

150 grs. de chocolate negro
150 ml. de nata
50 grs. de mantequilla

Como siempre, la preparación es muy sencilla.

Lo primero es poner a calentar nuestro horno a 180º y engrasar el molde que vayamos a usar.

En un bol batimos el azúcar con los huevos hasta que estén espumosos.

Añadimos el aceite y seguimos batiendo.

Tamizamos juntos la harina, canela, bicarbonato y sal y se lo incorporamos a la mezcla anterior.

Por último añadimos el puré de castañas mezclando bien hasta que lo veamos integrado. Este es el que yo le he puesto.

 
Lo vertemos en nuestro molde y horneamos durante unos 45 minutos a 180º.


Cuando comprobemos que está hecho lo retiramos del horno y dejamos entibiar antes de desmoldar y dejar que acabe de enfriarse sobre una rejilla.


Que bonito queda ¿verdad?


Mientras podemos ir preparando la ganaché para cubrirlo. Para eso ponemos todos los ingredientes en un cazo a fuego suave hasta que el chocolate se haya disuelto totalmente y lo volcamos sobre nuestro bundt, adornando como más nos guste.


Quedó de-li-cio-so.