domingo, 14 de septiembre de 2014

Bizcocho de limón


 
 
♫ Mi limón mi limonero, entero me gusta más, un inglés dijo yes, yes, un francés dijo Ohlala 
 
¡Qué letras tan profundas tenían estas canciones! jajajajajaja.
 
A mí me viene como anillo al dedo para la entrada de hoy.
 
Una, porque la receta tiene todo el sabor del refrescante limón, que entre otras cosas es uno de los ingredientes indispensables en cualquier cocina.
 
Y dos, porque el final del estribillo me da pie para mostrarte un enlace que te va a dejar salivando como el perro de Pavlov.
 
Como ya habrán visto los que revisan el blog de vez en cuando, participo en un reto mensual, propuesto por Pili del blog Tothom a la cuina y que se llama Reposteras por Europa (pincha en la foto que ves al margen para que veas que buena propuesta), aunque este mes me quedé con ganas de participar (y era mi estreno).
 
Una migraña del copón me tuvo tres largíiiiiiiiísimos días fuera de juego, más el día de resaca (╯︵╰,) y eso que ya tenía mi receta decidida. La haremos de todas formas un día de estos.
 
Este mes el destino del reto era Francia y... le voilà: el enlace prometido "Recopilatorio reto Reposteras por Europa: Francia" ¡Alucina!
 
Y mientras yo, sigo poniéndome al día y dejo una receta que hice hace unas semanas. Un simple pero delicioso bizcocho de limón.
 Los ingredientes que necesitaremos serán:
 
175 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
175 grs. de azúcar
3 huevos medianos
175 grs. de harina simple de trigo
1 y 1/2 cucharadita de levadura en polvo
Ralladura de 2 limones
Zumo de 1/2 limón
 
Y además:
100 grs. de azúcar
Zumo de 2 limones.
 
Lo primero que haremos, como siempre, es precalentar nuestro horno a 180º y preparar el molde que vayamos a utilizar. Como se ve en las fotos yo utilicé uno de silicona.
 
Batiremos la mantequilla con el azúcar. Yo uso batidora de varillas para ahorrar esfuerzo, pero se puede hacer manualmente.
 
Cuando la mezcla esté esponjosa iremos añadiendo los huevos de uno a uno mientras seguimos batiendo.
 
Incorporamos la ralladura y el zumo de limón.
 
Tamizamos juntas la harina y la levadura y también se las añadimos, mezclándolas bien hasta que estén totalmente integradas.

Vertemos en el molde y horneamos unos 30 minutos aproximadamente a 180º.
 
Cuando esté listo retiramos del horno y dejamos que esté tibio antes de desmoldarlo y pasarlo a una rejilla.

Mientras, pondremos el azúcar y los limones en un cazo a fuego suave y dejamos que hierva, sin removerlo ni mezclarlo, hasta que notemos que espesa. Retiramos y dejamos que repose un poco.

Con un pincho largo haremos como una docena de agujeritos en el bizcocho tibio y lo regamos con el almíbar.

Dejamos que enfríe del todo (si podemos) y ¡listo!
 

¿Un trocito?

 
  ¡Ah por cierto! En el próximo reto nos vamos a Polonia, ¿te vienes?