viernes, 5 de septiembre de 2014

Cake pops de chocolate sencillas




¡Cómo se nota que tengo algo más de tiempo libre!

Lo digo porque me estoy desquitando y estoy actualizando el blog con recetas que tenía guardaditas hace tiempo para ponerlas cuando tuviera un ratillo.

Esta es una de las pendientes.

Es estupenda para preparar con niños.

Fácil de hacer, no necesita horno, pueden elaborar ellos todo el proceso y pueden adornarlas como quieran.

El único riesgo es que se las coman antes de terminarlas (jejejejejeje) pero eso también nos puede pasar a los adultos ¿me vas a decir que no?

¿Qué te parecen?

¿A que son bonitos? ¿No te dan ganas de darles un bocado?

Son unas deliciosas piruletas de bizcocho cubiertas de chocolate que te solucionan una fiesta infantil en un plis plas.

Los ingredientes que utilicé fueron estos:

200 grs. de bizcocho de chocolate (usé el de Tía Mildred, pero vale cualquier otro)
4 ó 5 cucharadas grandes colmadas de crema de avellanas (les puse Nutella porque es la que más me gusta)
200 grs.de chocolate fondant
Bolitas de colores, fideos de chocolate... (lo que quieras usar para adornar)
Palitos de madera (los de pinchos) o de plástico especiales para piruletas.

Se preparan así.
 
Picamos el bizcocho hasta que quede hecho migas.
 
Le añadimos la crema de avellanas y lo mezclamos bien. Debe quedar una consistencia muy espesa. Si hace falta añadimos algo más de crema teniendo en cuenta que luego lo pondremos en la nevera y se compactará.
 
Formamos bolas de unos 3 ó 4 cm. de diámetro y las introducimos en el congelador unos 20 minutos. Deben estar separadas para que no se peguen unas a otras.
 
Troceamos en chocolate y lo derretimos. Podemos hacerlo a baño María o en el microondas. Yo utilizo esta última opción porque me resulta más fácil. Se pone en un tazón y calentamos a máxima potencia durante aproximadamente 1 minuto.
 
Sacamos las bolitas del congelador y les ponemos el palo. Para hacerlo y asegurar que no se caiga mojaremos el extremo en chocolate y luego introducimos en la bola. Las dejamos en el frigorífico (no en el congelador) otros 15 ó 20 minutos para que el chocolate se solidifique.
 
Pasado este tiempo introducimos las cake pops en el chocolate fundido (volver a pasar por el microondas unos segundos si hiciera falta) dándole vueltas hasta que estén totalmente cubiertas. Damos unos golpecitos en el borde del bol para eliminar el exceso de chocolate y las vamos colocando en un soporte especial o pinchándolas en un corcho (bueno, MJ, tú utilizas papas, pero te aseguro que un trozo de corcho blanco es mejor (◕‿-) ).
 
Esperamos un poco, antes de adornar, para que el chocolate esté algo más consistente y no se los "escurran" los adornos.

Estos los hice para San Valentín. Quedaron chulos ¿verdad?
¡Desaparecerán como por arte de magia!







Versión para imprimir