lunes, 16 de marzo de 2015

Buñuelos de mermelada de fresa



 
Hoy estoy super-super-contenta, aunque suene algo pijo. ¿El motivo? Por fin llegó a la librería el segundo libro de Bea Roque, de El rincón de Bea Delicias para compartir. y, por supuesto, ¡ya es mío! jejejejeje
 
En cuanto lo he visto me lo llevé derechito a la caja para pagarlo sin mirar ni siquiera el índice, cosa que suelo hacer con todos los libros de recetas. ¡Y es que estoy tan segura de que me va a gustar!
 
Aunque la receta que te traigo hoy no es de este libro, sino de otro que compré hace ya un tiempo y del que todavía no había hecho nada. Es este
 

Te lo recomiendo porque, como dice en la portada, están para chuparse los dedos. Mira que deliciosos se ven.
 
 
 Y aquí va la receta. Algo entretenida y, lo peor, el tiempo de espera para el levado, pero te aseguro que vale la pena.

 
Pondremos en un tazón la leche con la levadura y el azúcar. Lo tapamos con film transparente y dejamos que fermente durante unos 10 minutos.
 
En un bol grande tamizamos las harinas juntas y les añadimos la sal, la mantequilla y los huevos ligeramente batidos. Lo mezclamos todo ayudándonos con una cuchara de madera y le incorporamos la mezcla de levadura.
 
Volcamos la masa sobre una superficie enharinada y amasamos durante unos 15 minutos aproximadamente, hasta obtener una masa blanda pero no pegajosa.
 
Cortamos trocitos de papel de hornear en una bandeja (este truco es de una conocida de Tenerife, Ana) y vamos cogiendo porciones de masa y formando bolas (o bolitas, depende de que tamaño los prefieras) y las vamos colocando sobre el papel. Cubrimos con un paño húmedo y dejamos reposar unos 10 minutos. Volvemos a darles formas y esta vez los dejamos fermentar cubiertos con film transparente ligeramente engrasado durante una hora aproximadamente.
 
Pasado este tiempo los destapamos y dejamos pasar unos 10 minutos más.
 
Mira qué diferencia.
 
 
Calentamos el aceite (échale un vistazo al truquillo nº 1) y con ayuda del papel iremos echando los buñuelos en la sartén. Freiremos durante 1 minuto por cada lado a fuego medio-alto.
 

Retiramos y dejamos en una bandeja cubierta con papel absorbente hasta que enfríen.

 
Rellenamos con la mermelada de fresa.


Y por último los rebozamos en el azúcar glas.

 

¡Pero que buenos están!

 
Anímate a prepararlos y luego me cuentas cuánto te duraron (>‿◠)✌






Versión para imprimir