lunes, 13 de abril de 2015

English madeleines cakes (Magdalenas inglesas)



Un nuevo mes y un nuevo viaje con las compañeras de "Reposteras por Europa".
 
 
Hace ya casi un año que Pili, de Tothom a la Cuina tuvo la maravillosa idea de lanzar este reto.
 
No te puedes perder ninguno de los post de cada uno de los viajes. Hay recetas que te van a dejar babeando una semana. ¿lo difícil? decidir cual es la mejor, aunque, ¿por qué quedarse con sólo una? Lo bueno es ir probándolas todas (jejejejeje)
 
Yo me he perdido los últimos, pero este mes me he preparado con tiempo para que no se me escapara el avión.
 
La propuesta de este viaje vino de la mano de Noemí de TodoCooking y hacemos vuelo directo al Reino Unido
 
 
¡Pero que cantidad de delicias he visto en la búsqueda! Me ha costado muchísimo decidir que receta preparar. Al final he elegido esta y me he quedado contentísima del resultado.
 
 
¡Vamos a por ellas!
 
 
Hacerlas es así de sencillo.
 
Lo primero es preparar los moldes que vayamos a usar. Yo utilicé los de las cupcakes. Untamos el molde con mantequilla y forramos poniendo unos círculos en el fondo y una tira ancha para aumentar la altura.
 
 
En un bol ponemos la mantequilla con el azúcar y batimos hasta que estén espumosas. Mejor si usamos la batidora de varillas porque ahorraremos tiempo y esfuerzo, pero se puede también hacer a mano.
 
Añadimos los huevos una a uno y la vainilla batiendo bien cada vez.
 
Tamizamos juntas la harina y la levadura y las incorporamos a la  mezcla anterior sin batir demasiado o usando una cuchara de madera.
 
Añadimos por último la leche para suavizar un poco la mezcla y la dejamos reposar una media hora aproximadamente.
 
Pasado este tiempo ponemos a precalentar el horno a 180º y repartimos la mezcla en los moldes. A mi me salieron 9 magdalenas.
 
Horneamos a 180º unos 20-25 minutos, hasta que veamos que empiezan a dorarse.
 
Retiramos y dejamos enfriar en los moldes.
 
Desmoldamos con cuidado y reservamos.
 
Ponemos la mermelada en un cazo y calentamos hasta que esté líquida (también podemos hacerlo en el microondas).
 
Con cuidado iremos pintando las magdalenas con la mermelada y rebozándolas en el coco rallado.
 
Acabamos adornando con media cereza confitada.
 

 Sencillamente ¡delicious!

 
 ¿A dónde iremos en el próximo viaje? Ya estoy deseando saberlo.
 




Versión para imprimir