martes, 23 de junio de 2015

Muffins de plátano y chips de chocolate



¿Te gusta el plátano?
 
Yo creo que entre las personas que conozco, y son bastantes, hay muy pocas a las que no les guste esta fruta.
 
Y no es por hacer publicidad, pero los de Canarias son los mejores, ya sabes, los de las manchas. En especial los pequeños, que son más dulces.
 
Yo suelo comprarlos verdes y los dejo madurar de forma natural. Duran mucho más y saben diferente, muchísimo mejor, te lo garantizo.
 
En casa no faltan y los comemos de muchas formas distintas. Fritos acompañando el arroz, machacados con gofio o galletas, en buñuelos, en batidos y por supuesto, tal cual, como postre o tentempié.

Nos los llevamos a la playa, al campo, cuando hacemos deporte o si vamos a trabajar.

Como decía aquella canción El plátano, es sensacional, tan sano y fácil de pelar, tan rico y lleno de vitalidad, ¡caramba! qué bueno que está, no hay ninguna otra fruta igual y a mí me gusta una bestialidad
 
¿Queda claro que soy plátanofan? Si revisas el blog verás que ya he puesto alguna receta en donde son protagonistas principales, como en la que traigo hoy.
 
Estos muffins son una delicia y perfectos para el desayuno o la merienda.
 
 
Si te animas a prepararlos vas a necesitar:
 
3 plátanos maduros (de Canarias, claro)
150 grs. de azúcar blanca
80 grs. de azúcar moreno
1 huevo L
80 ml. de aceite de girasol
2 cucharaditas de extracto de vainilla
300 grs. de harina simple de trigo
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
100 grs. de pepitas de chocolate negro

Lo primero que haremos será poner a calentar nuestro horno a 180º y poner las cápsulas de muffins en el molde.

En un plato pondremos los plátanos y los trituramos con un tenedor hasta hacerlos puré.

Aparte pondremos en un bol las dos clases de azúcar y el huevo y los batimos hasta que estén espumosos.

Añadimos el aceite poco a poco sin dejar de batir así como la vainilla y el puré de plátanos.

Tamizamos juntos la harina, la levadura y el bicarbonato y lo añadimos a la mezcla anterior.

Por último incorporamos las pepitas de chocolate y revolvemos con una cuchara para distribuirlas bien.

Llenamos los moldes hasta los 3/4 de su capacidad y los llevamos al horno a 180º durante unos 20 ó 25 minutos (ya sabes, cada horno es un mundo).

Cuando estén listos los sacamos y dejamos enfriar 5 minutos antes de quitarlos del molde y pasarlos a una rejilla para que acaben de enfriarse.


¡Y a disfrutarlos!

Bueno Conchi, aquí está la receta que me pedías. Espero que me mandes las fotos cuando los prepares (y se me das uno para probar mejor que mejor jejejejejejeje)


Y ya saben, hay que consumir plátanos de nuestras islas, de Canarias, por supuesto.






Versión para imprimir