jueves, 1 de octubre de 2015

Cupcakes de cerveza negra



¡Madre mía! No puedo creer que no haya publicado nada desde julio, no me parecía que hubiera pasado tanto tiempo.
 
La verdad es que ha sido más que nada por cansancio. Mucho trabajo y poco tiempo libre para sentarme delante del ordenador.
 
Hoy empiezo mis vacaciones y me pareció que la mejor forma de hacerlo era publicando esta receta de cupcakes.
 
Y tú dirás, ¿De cerveza negra? Si es que a mí no me gusta la cerveza.
 
Te cuento un secreto, a mi tampoco pero estas cupcakes están de vicio. Las favoritas de mi amiga Ana y de mi hija que me las pide una vez, y otra, y otra...
 
 
 
La receta es de nuestra querida Alma Obregón. De las que  he hecho es la mejor con diferencia. Queda un bizcocho muy suave y húmedo, con un sabor muy peculiar pero delicioso que combina a la perfección con la crema de queso que lo cubre. ¡Increíbles!
 
Estos son los ingredientes que necesitaremos para las magdalenas:
 
125 grs. de cerveza negra (yo he usado Guinness pero puede hacerse con otras marcas)
125 grs. de mantequilla sin sal (no hace falta que esté a temperatura ambiente)
40 grs. de cacao en polvo (mi favorito es el de Valor, sin azúcar)
100 grs. de azúcar moreno
100 gras. de azúcar blanco
1 huevo L
1/2 cucharadita de extracto de vainilla (utilicé vainilla en pasta de Home Chef)
60 ml de leche semidesnatada
1 cucharadita de zumo de limón
140 grs. de harina simple de trigo
1 cucharadita de bicarbonato
1/4 cucharadita de levadura en polvo
 
Y estos para preparar la crema:
 
125 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
300 grs. de azúcar glas
125 grs. de queso tipo crema frío
 

Encendemos el horno a 180º  y preparamos el molde colocándole las cápsulas que vayamos a usar.
 
Mezclamos la leche y el limón y lo dejamos reposar unos diez minutos. Veremos que la leche presenta aspecto de estar cortada. Es lo que queremos conseguir.
 
En un cazo pondremos la mantequilla y la cerveza a fuego suave hasta que  la mantequilla se haya derretido completamente. Retiramos el fuego y le incorporamos los dos tipos de azúcar batiendo bien. Si se ha calentado mucho dejaremos que enfríe.
 
Añadimos el huevo y la vainilla y seguimos batiendo.
 
En un bol tamizamos la harina, el bicarbonato, la levadura y el cacao y le añadimos la mezcla anterior batiendo bien hasta que sea homogénea.
 
Llenamos las cápsulas hasta 2/3 de su capacidad y horneamos a 180º durante unos 20 minutos aproximadamente.
 
 
Cuando estén listas las sacamos del horno y pasados 5 minutos (no más para evitar que se desprendan las cápsulas) las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen totalmente.
 
 
 
Mientas podemos preparar la crema que queso.
 
Batimos la mantequilla con una batidora de varillas durante unos minutos y vamos incorporando el azúcar glas tamizada de varias veces mientras seguimos batiendo unos minutos más.
 
Por último añadimos el queso bien frío, de una sola vez, y seguimos batiendo hasta obtener la crema. Serán unos 5 minutos más aproximadamente.
 
Reservaremos la crema en la nevera  hasta que vayamos a utilizarla.
 
Cuando las cupcakes estén totalmente frías las adornaremos con la buttercream.
 
 
Y ahora sólo nos queda pegarles un mordisco.
 
Ummm, son de película.
 
 

 
 
Versión para imprimir