viernes, 18 de octubre de 2013

Corona especiada de calabaza



Ya estamos en otoño y parece que se va notando. Algunos días se levantan más frequitos que otros, aunque por estas tierras ya se sabe, esos días son los menos.

En cualquier caso sí que se nota en el supermercado y en las fruterías. Empiezan a escasear, o ya no se ven, frutas como las ciruelas, sandías, mangos... Bueno, en algunos sitios sí que los encuentras pero a unos precios increibles o bastante flojos de sabor, al menos para mi gusto.

Va llegando la hora de preparar dulces con ingredientes como el que les traigo hoy.

Cuando lo acabé no pensaba que iba a tener tanto éxito y es que no duró ni veinticuatro horas, qué digo, ni doce.





Este es el aspecto recién salidito del horno. Ni sé como no se me empañó el objetivo del movil al sacar la foto, porque aún echaba humo.


Yo no sabía que la calabaza podía dar tanto juego en la repostería y ya tengo unas cuantas recetas guardadas para ir probando. Pan de calabaza, galletas de calabaza, flan de calabaza y, cómo no, cupcakes de calabaza.

Huy, de repente me ha venido a la memoria la calabaza española más famosa, la Ruperta del Un, dos, tres. Los que son más o menos de mi quinta seguro que saben quien es y cual era la sintonía del programa "Un, dos, tres, aquí estamos con usted otra vez..."

Si, era divertido verla aparecer en la sintonía, pero ya en el concurso era otra cosa. Nadie quería llevársela a casa.

Yo sí que me la traje esta semana, pero para preparar esta receta. En concreto, los ingredientes que vamos a necesitar para el bizcocho son:

1 vaso de puré de calabaza  (pongo la receta en otro mini-post para no extenderme aquí demasiado)
70 ml. de aceite (yo uso de girasol)
200 grs. de azúcar normal
3 huevos medianos
250 grs. de harina simple de trigo
1 sobre de levadura en polvo
1 cucharadita de canela molida
1/2 cucharadita de nuez moscada molida
1/2 cucharadita de jenjibre molido






Cuando le damos la vuelta se nos queda así. Yo lo que hice fue cubrirlo con un glaseado de naranja que realzó aún más su sabor. Para hacerlo vamos a usar:

1 clara de huevo
150 grs. de azúcar glas tamizada
1 ó 2 cucharadas de zumo de naranja
Colorante naranja (si queremos realzar el color)

Es tan fácil como esto:

Lo primero, como siempre, es poner a precalentar el horno, a 180º en este caso. También tendremos que tener preparado el molde que vayamos a usar. Si no es de silicola debemos untarlo con aceite o mantequilla y espolvorearlo de harina.

Mezclamos el aceite con el azúcar y le añadimos los huevos batiendo bien.

Incorporamos las especias, la harina y la levadura y seguimos batiendo.

Por último añadimos el puré y mezclamos, sin batir demasiado.

Ponemos en el molde y horneamos a 180º unos 45 minutos aproximadamente. Recuerden los caprichosos que son algunos hornos por lo que los tiempos pueden variar un poco.

Sacamos cuando ya esté hecho y dejamos en el molde unos 15 minutos antes de desmoldar y pasarlo a una rejilla para que acabe de enfriarse.

Podemos cubrirlo simplemente con azúcar glas, pero con el glaseado está riquísimo. Se prepara asi:

Batimos la clara hasta que espumee un poco y le añadimos el azúcar tamizada revolviendo hasta que esté bien integrada con la clara. Le añadimos el zumo de naranja y el colorante, si se desea, y mezclamos.

Vertemos sobre el bizcocho y esperamos un poco antes de servirlo (si puedes esperar, claro está)


Menuda pinta ¿verdad? 

Pues de sabor, INCREIBLE. Gustó tanto que acabé de prepararlo sobre las ocho de la noche y así me encontré el plato cuando me levanté y fui a coger un trozo para desayunar.



Pues como decía la Ruperta "♪ por favor, no se olviden de su buen humor" No me quedó más remedio que sonreir y preparar otro al día siguiente jejejeje